Se habla de Luca de Meo como un amante del motor con una excelente visión de negocio. Su entrada este verano como jefe de filas de Renault está orientada estratégicamente a limar con diplomacia las asperezas de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Su visión de negocio diferente, tomando apuestas arriesgadas en muchos casos le ha llevado a posicionar con acierto a muchas de los grandes automovilístico en primera línea de ventas a lo largo de su trayectoria profesional.

Con su llegada a Renault, ha tomado la iniciativa para dar la vuelta a la marca centrando como uno de los principales pilares de su estrategia el diseño. Asimismo quiere prestar especial atención a la tecnología y la movilidad. Confía en el potencial de Renault, tanto en lo referente a coches eléctricos como a la hibridación. Alaba la competitividad que hay en España en cuanto a la producción pero nos anima a invertir en innovación y nuevos modelos de negocio ya que en un futuro a corto plazo el valor del software crecerá de forma inminente. Para culminar la escala del panorama automovilístico al que nos enfrentamos, pide a los gobiernos, instituciones y grandes corporaciones, aunar esfuerzos para desarrollar buenas infraestructuras de carga. Sin duda detrás de grandes ideas hay grandes personas que son capaces de revolucionar el mundo y esperamos que Renault pueda abrir nuevos horizontes para garantizar su éxito.