Aprovechando la visita de agentes políticos e institucionales a la plantas de Renault en Valladolid, su CEO, Luca di Meo aprovechó el pasado martes para anunciar que la compañía francesa adjudicaría cinco nuevos modelos híbridos en nuestro país.

Se trata sin duda de un plan de alto calado que traerá más de 1000 nuevos contratos indefinidos aumentando el rendimiento de las plantas para fomentar la recuperación del tejido undustrial español del automóvil. Además, “Renaulution” seguirá una estrategia de empresa centrada en reorientar las ventas desde el volumen  hacia el valor mediante el lanzamiento de un paquete de servicios en torno a la movilidad.

Por otro lado, la multinacional ha confirmado que descarta el ensamblaje de vehículos 100% eléctricos que seguirá su curso en Francia, aunque apunta que la hibridación es un «excelente camino hacia la descarbonización» permitiendo a España ser competitivo en un panorama que se enfrenta a un nuevo horizonte en la movilidad.